Tu aliento es nuestra fuerza, forma parte del Efecto Pigmaleón