No, no hay que comer de todo