¿Está todo dicho?

No me gusta decir que se deben explicaciones.  Más bien se deberían dar porque sale de uno darlas y esto es lo que hago en este post ante una pregunta que me han hecho mucho: ¿por qué apenas he actualizado el blog en el último año?

En el fitness todo está dicho. Al menos esa es la impresión que tengo desde hace bastante tiempo. Si se dijo una cosa, luego se dice exactamente la contraria. Están quienes siguen haciendo lo de siempre, los que que cambian de opinión con facilidad y los que miran con escepticismo los nuevos estudios y tendencias.

Al final, lo que se termina haciendo, lo que se ve en la calle y en los gimnasios queda al criterio de cada uno. Muchas veces tantas ideas extrapoladas sirven para entrar en un debate cuyo fin es convencer al otro de que está equivocado, como cuando me encuentro con alguien que se escandaliza porque entreno en ayunas.

Dentro de este contexto, tenemos la suerte de que la tecnología y las redes sociales son el soporte para que grandes divulgadores nos arrojen algo de luz sobre determinados temas, una luz que a menudo va en contra de los intereses de los que solo buscan fines lucrativos. Ya sabes, el fitness es ese tipo de industria que mueve millones.

de perfil mirando hacia una puerta

También hay quienes no divulgan nada, no aportan ningún tipo de valor a los usuarios, y a pesar de ello se les prestan los ojos y oídos de cientos de seguidores que confían ciegamente en ellos.

Hay quien en todo este tiempo de silencio del blog me ha escrito preguntándome si estaba bien; que por qué no publicaba más en el blog o en mis redes sociales. Llevo un tiempo preguntándome cuál iba a ser mi papel si seguía haciéndolo. Después de 6 años escribiendo sobre fitness y salud, una se hace preguntas y las respuestas son siempre caprichosas porque nos llegan cuando nos tienen que llegar, no cuando queremos.

Tenía claro (y sigue siendo así) que yo no quería ser una influencer una blogger que no aportara ningún tipo de valor a nadie. Hoy por hoy, podría cerrar el blog diciendo que ha cumplido su función, y es que no me he olvidado de algunos mensajes de personas que me han escrito para darme las gracias por ayudarles a cambiar de estilo de vida a través de la palabra. Estoy convencencida que no hay nada más poderoso que las ideas. Por ahí se empieza todo.

El caso es que es imposible olvidar also así porque la otra cosa que tengo clara es que a esta vida hemos venido a contribuir.

apoyada en la pared cogiendo las asas de mi mochila

También sé que no podría mantener un blog de fitness y salud con contenido hiperdocumentado de referencias a estudios que pocos se leen y conclusiones que mi comunidad debería tener en cuenta a la hora de trabajar con personas. Hay profesionales que se dedican en cuerpo y alma a hacerlo con la rigurosidad que yo misma me exigiría, pero que no podría, ni tendría ganas de dar.

Pero hay una cosa que el mundo del fitness y el ámbito digital necesitan y es una visión más crítica, sobre todo, autocrítica. Algo en lo que sí podía contribuir y es mi intención de ahora en adelante. Porque soy de las que piensa que hay que creerse más bien poco de lo que nos digan, que la realidad es una percepción individual y que no hay verdades universales.

Antes de hacer el ejercicio físico, debemos hacer uno mental, y es formarse una visión crítica de cualquier cosa que nos ocupa, así como asumir que puede que nos estemos equivocando al pensar de una manera, pero que es muy lícito cambiar de opinión y que los demás también lo hagan.

sentada-en-un-banco-escribiendo

Pero tampoco quiero que todo sea tan reflexivo y profundo. En este tiempo también me ha dado tiempo a pensar que la vida es mucho más que comer sano, o como diría yo: intentar comer lo menos insano posible, además de hacer deporte y aprovechar la mínima para moverme.

Quizás por eso, de ahora en adelante seguiré hablando de temas de salud, del ashtanga yoga al que me he vuelto a enganchar, de alguna carrera que caiga, y también de otras cosas que quizás le interese poco al mundo, pero ya puesta a hacer lo que más me gusta que es escribir, lo haré de otros aspectos y pasiones. Se podrá leer aquí de ahora en adelante y quién sabe lo que saldrá de esta nueva etapa en la que aún quedan cosas por decir.

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Andar, el cardio que ayuda a pensar mejor

Caminar está infravalorado. Quizás porque no se conocen sus beneficios, que no solo tienen que ver con la salud físico, sino también con la creatividad. O tal vez porque no sabemos de dónde sacar el tiempo para caminar más. De eso quería hablarte.

Media maratón de Tenerife 2017

Es posible que tengas en tus piernas los kilómetros de varias carreras, pero cada una es distinta porque nunca te pones el dorsal bajo las mismas condiciones. Te cuento cómo llegué a correr la Media Maratón de Tenerife 2017 y lo que pasó hasta que crucé meta.

Cómo perder peso, otra vez

La respuesta a una de las preguntas más buscadas en Google la encontrarás en las siguientes líneas. Un secreto que he querido compartir contigo y creo que es el mejor momento para desvelarlo.

Infinity Xtreme 2017

Me contaron que era una de las carreras de obstáculos más duras de Tenerife y no podía dejar pasar la ocasión, aunque semanas antes del evento me sintiera así.

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.