Correr con el pelo recogido por seguridad