Salmón con espárragos y cherrys al papillote

Una forma diferente de hacer el salmón en casa y acompañarlo de verduras que le darán un toque especial al plato. Solo te llevará media hora hacer esta receta que entra por los ojos.

Los días de estrés cocinar es mano de santo. Así que después de un fin de semana de no parar de grabar vídeo para el canal de Youtube, este lunes ha tocado un poco de relax entre los fogones. Me he puesto a buscar cómo sacar partida a los solomillos de salmón que tenía en la nevera para no tener que hacer siempre lo mismo con ellos: pasarlos por la plancha. Lo sé, lo sé… es muy práctico y soy la primera que prefiere no romperse la cabeza mucho cuando se trata de comer saludable, pero de vez en cuando viene bien sorprender nuestra vista y paladar al mismo tiempo con platos como este.

Para la receta me inspiré en el blog de Cooking Classy, pero le cambie varias cosillas, entre ellas: sustituí las judías verdes por espárragos y no le puse pesto al salmón. Me encanta el sabor del salmón en sí y no soy muy amante del pesto aunque uno bien hecho sabe a gloria. Así que con estos cambios, me ha quedado un plato que me ha encantado.

Ingredientes para 2 personas

  • 400 gramos de solomillo de salmón
  • 10 espárragos verdes
  • 16 cherrys
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 limón
  • hierbas provenzales
  • sal

IMG_2938

IMG_2939

IMG_2946

IMG_2947

IMG_2948

Modo de preparación

  1. Precalentar el horno a 150 grados.
  2. Sobre un trozo de papel de aluminio monta los espárragos, partidos en 3 partes si quieres.
  3. Justo encima pon la ración de salmón (200 gramos) y condimenta con hierbas provenzales y el zumo de medio limón.
  4. Corta los cherrys por la mitad (por cada ración usé 8 cherrys enteros) y sazónalos con sal y 1 cucharada de aceite de oliva. Pon cada cherry encima del salmón y tápalo todo con el papel de aluminio sin sellarlo al cerrar para que el aire caliente circule dentro.
  5. Haz lo mismo con la otra ración de salmón.
  6. Mete ambos paquetes en el horno a 180 grados durante 20 minutos. Cuando sea la hora verás que el salmón ha soltado su jugo y los cherrys y espárragos se habrán cocinado.

Para mi es perfecto comerlo así para cenar, aunque Víctor sí que le puso un poco de pasta cocida al plato para completarlo. El sabor ácido del limón sobre el salmón y los espárragos juntos al sabor dulce de los cherrys asados…mmmm!

Entonces, ¿te animas a hacerlo en casa? Es muy fácil, sano y no me digas que no entra por la vista 🙂

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.