Primer paso para empezar a hacer yoga

Para el primer post de yoga no esperes que te enseñe a hacer el Saludo al Sol o las posturas para principiantes. Empecemos por la meditación, porque el yoga no se concibe sin la meditación y la meditación no se concibe sin el yoga.

La semana pasada hice una encuesta por Twitter y a los lectores de Yuufit para terminar de decidirme respecto a un tema que me lleva trayéndome de cabeza desde hace mucho: ¿hacer o no un blog de yoga? La cuestión era que escribir sobre yoga en Yuufit podría no terminar de encajar.

Y es que el yoga no es una disciplina del fitness por mucho que nos lo quieran vender así. No deberíamos empezar a hacerlo para tener abdominales o la flexibilidad de una bailarina de ballet porque seguramente alcanzaremos esos objetivos con el deporte antes que con el yoga. Por eso, a partir de hoy, encontrarás en mis post de yoga sus beneficios a nivel mental y anímico.

yoga en yuufit

Por otra parte, abrir un blog resulta poco menos que ilusionante, pero mantenerlo es un trabajo al que me he enfrentado un centenar de veces… ya sabes lo que dicen con quien mucho abarca. Así que gracias a la encuesta, mejor dicho a ti que me lees, supe que habían seguidores de Yuufit que sí, que les gustaría que hablara de yoga en el blog y eso me requetealegró.

Así que con este post queda inaugurada la sección de yoga 🙂

Fuera prejuicios

Curiosamente, la mayoría de testimonios que he escuchado/leído de personas que empezaron a hacer yoga tienen un factor en común: haber pasado por una situación negativa. Digo que me resulta curioso porque para abrir nuestra mente o romper nuestras barreras mentales tenemos que dejar de estar bien, y con el yoga ocurre a menudo, que muchos se acercan a esta disciplina para superarlo, canalizar el estrés y en definitiva, sentirse mejor. Yo no fui menos, y aunque dí una clase de yoga en el instituto (sí, era un trabajo de educación física y quise hacerlo sobre el yoga) empecé hace más de un año a practicarlo en casa como salida a un estado de ánimo bastante bajo.

meditacion y yoga

A pesar de que el yoga se asocia a un mundo muy espiritual, casi rozando lo religioso, yo tengo una máxima en este tipo de temas: el mundo que concibes es tal y como lo ves a través de tus ojos, tal y como crees que son las cosas que te rodean. Creo que nada debe ser rígido e inalterable y mucho menos el yoga, por eso, si no quieres que tu forma de hacer yoga sea espiritual, no tiene por qué ser así o al contrario.

Los prejuicios, los nuestros, solo nos limitan a nosotros mismos.

Empezando a hacer yoga

Podría decirte que hagas el famosísimo Saludo al Sol, esa secuencia básica en cualquier clase de yoga, pero me gustaría empezar por donde yo empecé: meditando.

Cuando la mente se nos vaya con ideas, la traigamos incansablemente al presente
Quisiera que borres todo lo que sabes de la meditación y tengas claro esto: la meditación es focalizar tu mente. Poner atención plena al presente. Ni más ni menos.

La meditación no es hacer “OM” (aunque puedes hacerlo), no es hacer una contorsión con tus piernas para ponerte en posición de loto y con las yemas de los dedos apuntando al cielo. Es más simple que todo eso y aporta mucho más de lo que hoy crees que te puede aportar.

meditacion y yoga

La calma mental y eliminar la presión en el pecho son  los beneficios que yo encontré nada más sentarme en el suelo a meditar. Y sí, a absolutamente todos se nos va la cabeza con pensamientos, pero en eso consiste: en que cuando la mente se nos vaya con ideas, la traigamos incansablemente al presente. ¡Sin frustrarse!

Cómo empezar a meditar

Hay muchas formas de meditar, cada una adaptada al gusto de la persona. Solo tenemos que encontrar la que más nos guste y nos lleve a ese estado de paz. Hay quien medita con música relajante, pero a mi me gusta más el silencio.

Quítales minutos a las pantallas y dáselos a tu mente
Mi estrategia infalible es concentrarme en mi respiración, imaginar que dentro de los orificios de mi nariz entra aire dorado y sale aire gris, como si estuviera lavando mis pulmones. A veces me concentro en cómo entra el aire hasta mi barriga y cómo lo concentro allí. Otra veces me centro en el calor de la palma de mis manos, en sentir cada uno de los dedos.

En Youtube hay miles de vídeos que te enseñan e inducen a la meditación, son de gran ayuda para empezar. También recomiendo una aplicación móvil que en época de exámenes fue clave para mí: HaciaLaCalma (para iOS y Android). Me lo ponía justo antes de que viniera el profesor a clase a repartir los exámenes y se empieza de otra manera.

meditacion y yoga

Sin embargo es preferible buscar un sitio apropiado para empezar a meditar, cálido de temperatura, con una luz tenue y libre de distracciones. Que ese lugar sea tu cita diaria, ya sea antes de empezar el día o antes de irte a dormir. Quítales minutos a las pantallas y dáselos a tu mente.

Otro detalle importante es la postura: la columna debe estar recta. Así que podemos hacerlo sentado en el suelo con las piernas cruzadas, pero sin curvarse. O bien, si nos resulta más cómodo podemos sentarnos en una silla con los pies en el suelo o incluso echarnos con todo el cuerpo extendido sobre el suelo. A esto último se le llama en yoga “savasana” ya que después de una sesión, te relajas en esta posición y te entra mucho sueño después de la actividad jaja, pero eso ya lo dejo para el próximo post 😉

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.