La importancia del magnesio en los deportistas

El magnesio es uno de los minerales que participa en la formación de los huesos, la síntesis de proteínas o la liberación de energía, entre otros procesos.

Siempre he dicho que cuando alguien empieza a informarse sobre nutrición es porque empieza a importarle su propia salud. Sé que es una opinión controvertida, porque cualquiera me podría decir que siendo así, todos deberíamos hacernos medio médicos para preservar nuestro bienestar, pero no.

Creo que conocer nuestra alimentación, lo que consumimos y lo que podemos mejorar al respecto es una forma de prevenir enfermedades y preservar nuestra salud, y por desgracia, la falta de educación en esta materia se puede comprobar a diario echando un vistazo a los índices de sobrepeso u obesidad.

Pero hoy no me quiero enrollar con un tema tan extenso. Quiero hablarte de un mineral básico en nuestra dieta, que todos reconocemos, pero que pocos sabemos sobre su importancia: el magnesio.

Como decía al principio el magnesio es un mineral que interviene en más de 300 procesos del cuerpo como la transmisión del impulso nervioso, la contracción muscular o la síntesis proteica, entre otros.

Normalmente en el cuerpo de un adulto encontramos al rededor de 25 gramos de magnesio entre el esqueleto, tejido muscular, tejidos blandos y fluidos corporales. El organismo absorbe los requerimientos de magnesio a través, cómo no, de nuestra alimentación. Los frutos secos como las nueces, los cacahuetes o los piñones son muy ricos en este mineral y también lo encontramos en alimentos provenientes del trigo como el germen de trigo, el arroz integral o el centeno.

Debido a los procesos en los que interviene el magnesio, los deportista debemos prestar especial atención a los niveles de este mineral en el cuerpo. Por eso, siempre es aconsejable hacerse una analítica cada cierto tiempo para comprobar que todo está correcto.

Sin embargo, el cuerpo es muy sabio y normalmente, cuando ingerimos alimentos ricos en magnesio, tan solo absorbe entre un 30-40% de este mineral y el resto lo elimina a través de la orina. En caso de que los niveles desciendan y requiera más, el cuerpo se vuelve eficiente y aumenta dicha absorción hasta un 70%.

¿Y cuáles son los casos en los que el cuerpo requiera más magnesio? Pues en época de mayor esfuerzo físico, mayor estrés o cansancio. El otoño es un momento clave para prestar atención a estos síntomas y reforzar nuestra alimentación.

Una forma de hacerlo es con uno de los gestos más habituales de las mañanas: hacernos un café. Ya sabemos que el café nos da un impulso, no solo para desperezarnos, sino también es un buen preentreno. Ya si está reforzado con magnesio como el Nescafé Vitalíssimo, mejor que mejor, ¿no?

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Cómo quieres envejecer

Ahora que todo gira en torno a los Millenials, parece que lo de hacerse mayor no es nada cool. Pero es algo que nos tocará a hacer a todos más pronto que tarde. La pregunta es cómo queremos hacerlo en términos de salud.

De vuelta al barro

Este año, además de carreras populares, me he planteado volver a disfrutar del sabor del barro y te cuento algunas en las que voy a participar.