Modelos de Victoria’s Secret y otros sin sentidos de nuestros tiempos

Mientras unos luchamos porque la mujer levante pesas, nutra su cuerpo con todo lo que necesita y no solo a base de ensaladas y batidos verdes; otros escogen modelos extremadamente delgadas para levantar pesas, beber zumos verdes y ponerlas en el podium de “lo fitness”.

Cada vez tengo más claro que, en lo que respecta a hacer autocrítica, hemos aflojado mucho. No sabría decir si es cosa de la “juventud” de la que aún me siento parte; o tal vez sea que en estos tiempos tenemos tantos estímulos, información y noticias que nos cuesta más pararnos a analizar lo que estamos haciendo o cómo contribuimos a que las cosas sucedan como suceden.

En lo que a mí respecta, si estás acostumbrado a leerme, sabrás que soy muy crítica con lo que me rodea, ¡e incluso conmigo misma!. Ponerse en duda continuamente es una de las actitudes más reveladoras para conocerse a uno mismo y para dejar estar alineados con el sistema, con lo que nos imponen o lo que nos cuentan.

Pero como siempre digo, este es un blog de fitness y aquí he venido a hablar de lo que ocupa. Esta vez ha saltado a la palestra una imagen, que si tuviera que describirla con una sola palabra sería “repeluz”.

victoria secret modelo

Luego me he parado a pensar y me he dado cuenta que la marca que representa esa imagen se asocia con el mundo del “fitness”, de cómo entrenan sus modelos para lucir “cacha” en la pasarela. Sí, estoy hablando de Victoria’s Secret. Habrá quien me diga que hay personas que son así y que en ningún momento han pasado hambre para verse de esa manera o ni siquiera se han sometido entrenamientos extremos con solo un batido verde en su estómago. Es posible que “haberlas, haylas” como quien dice.

El problema no es que las haya o conocer el metabolismo de la modelo en cuestión para determinar si está sana o no. El problema es que sea imagen de marca, de una marca que millones de mujeres jóvenes y no tan jóvenes anhelan. El problema es que se llame modelo y que, para colmo, se venda durante todo el año la idea de que las modelos de VS  tienen una vida de “lo más fit” para poder aspirar a la pasarela de la marca.

No me cabe duda de que sí que entrenarán, de que sí que llevarán una dieta escasa en alimentos insanos y excesos. Pero no es una imagen sana, es peligrosa: se sabe que “solo” en España padecen anorexia más de 400.000 mujeres. Una enfermedad que empieza a afectar a edades tempranas (entre 13-14 años), que afecta más a mujeres, pero también a hombres; y de la que el 40% de los pacientes no se curan del todo. Campañas de moda como esta contribuyen a que el problema continúe.

modelos enfermas

No hace mucho también se comentó mucho en Twitter la imagen de las modelos de la tienda online de Zara. En la mayoría de las imágenes vemos chicas tremendamente pálidas, extremadamente delgadas (cero curvas) y para más ¿agravio? a todas las modelos se las ve taciturnas o tristes tal y como comentan en SModa.

Zara también se ha apuntado a la moda fitness y aunque no hace grandes campañas de publicidad como Victoria’s Secret, desde su web podemos comprobar cómo debería quedarnos la ropa en las pieles de modelos que no vislumbran un solo músculo.

zara gymwhere

A veces me encantaría tomarme una café con quien o con quienes deciden qué modelos usar en sus campañas. Estoy segura de que las marcas ganarían muchísimo si pusieran mujeres reales en sus carteles. También estoy segura que las revistas de moda ganarían más lectoras identificadas y más repercusión si hicieran lo mismo. Esto fue precisamente lo que pensé cuando leí que hubieron bastantes voces críticas a la portada de la Women’s Health que está protagonizada por Pilar Rubio y que dio a luz a penas hace unos meses:

women health

Un día hablaré de famosas que no tienen reparos en mostrar la otra cara de la moneda, aquella con la que el resto nos identificamos o nos podemos llegar a identificar, como fue el caso de Tania Llasera que también ha dado a luz hace unos meses y no ha perdido peso en tiempo récord como nos tienen acostumbradas la mayoría de las famosas.

Por el momento quiero reivindicar algo que no podemos olvidar: fitness es salud y el resto, inventado. Si dentro de tu mente, lo que ves no lo identificas con la palabra “salud” entonces no lo es. Creo que la mayoría sabemos distinguir el bien del mal, y cada vez compruebo que a grandes rasgos también sabemos identificar lo sano de lo insano, ¿no crees?

 

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.