Incontinencia urinaria de esfuerzo, ¿Qué es y cómo nos puede afectar?

La incontinencia urinaria de esfuerzo resulta ser un problema que afecta a gran nombre de la población femenina. Veamos por qué.

La incontinencia urinaria constituye un problema médico y social importante, y es entendida como cualquier pérdida involuntaria de orina. Puede clasificarse en incontinencia urinaria de esfuerzo, incontinencia urinaria de urgencia e incontinencia urinaria mixta. Dentro de esta clasificación, nos interesa la primera, ya que se trata de la pérdida involuntaria producida durante la realización de actividad física u otras acciones como toser, reír o estornudar.

Este problema resulta mucho más común de lo que creemos, como podemos observar mediante datos de la Clínica Dexeus de Barcelona, que afirman que la incontinencia urinaria afecta a 4 de cada 10 mujeres, desde el período de la adolescencia a la madurez, siendo alarmante el hecho que entre las mujeres jóvenes nulíparas (sin hijos) que practican deporte, este hecho se presenta con mucha frecuencia. En el caso de la población masculina no es tan frecuente, por la anatomía diferente que presentan del periné o suelo pélvico (ver su importancia aquí), que en el caso del sexo femenino es menos sólido.

¿Qué relación tiene con el ejercicio físico?

Esta asociación entre incontinencia y ejercicio físico se conoce desde hace bastante tiempo. De forma general, todos aquellos deportes que presentan un alto impacto, con un aumento importante de la presión intraabdominal, suponen un riesgo para el suelo pélvico, que debido a este factor compresivo puede perder elasticidad y tensión en su musculatura, provocando la caída de los órganos que soporta en su interior, como así la incorrecta función de cierre del esfínter.

Los factores de riesgo más elevados a sufrir incontinencia de esfuerzo, dentro de la práctica deportiva, son los siguientes:

  • La duración del entrenamiento
  • Los años de vida físico-deportiva
  • Impacto del tipo de entrenamiento e intensidad de éste.
  • La frecuencia de práctica.

¿Qué deportes resultan más problemáticos? ¿Qué se debe hacer para evitar esta disfunción?

Existen muchas evidencias de que los deportes de impacto pueden provocar este fenómeno, siendo común en chicas muy jóvenes y constituyendo una disfunción que afecta a la vida cotidiana, con implicaciones negativas en el ámbito psicológico, social y deportivo (Nygaard I et al, 1994; Bo K et al,2001; Rial et al, 2012)

Pero ¿qué deportes son los que presentan mayor incidencia? Las actividades que mayores niveles de presión intraabdominal generan (con valores superiores a 30-50 mm de Hg), son, según Valancogne et al (2001), por este orden:

  • Los ejercicios abdominales “ clásicos”
  • El atletismo, y dentro de éste el famoso fenómeno del “running”.
  • EL baloncesto
  • El aeróbic
  • El tenis

8493429601_998530f125_o

Otros deportes, como la gimnasia artística, los saltos de trampolín y la danza también se encuentran en esta línea, por el alto impacto que también se produce en su práctica. (Eliasson K et al, 2002; Tyssen HH et al, 2002)

En el lado opuesto, se encuentra que la natación y el ciclismo son los que menos presión generan.

Por tanto, delante de esto, ¿qué actitud debemos adoptar?

Idealmente, deberían evitarse aquellos ejercicios en los que se solicita un trabajo constante del músculo recto anterior del abdomen (como son por ejemplo, los abdominales “tradicionales”) y en los que el impacto esté muy presente. No obstante, esto resulta muy difícil de seguir, ya que dentro de este grupo las actividades son más limitadas.

Es por esto que lo que se recomienda es trabajar el abdomen y la faja abdominal, evitando los ejercicios hiperpresivos aislados como el abdominal tradicional. Se debe activar el suelo pélvico, mediante diferentes tipos de práctica. Por una parte, están los ejercicios de Kegel, que son ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo (músculo pélvico); y por otra los famosos abdominales hipopresivos, que además de trabajar la musculatura pélvica inciden sobre la abdominal, teniendo múltiples beneficios como la reducción de la cintura.

Referencias:

Rexac Cano L, Verdejo Bravo C. Incontinencia urinaria. Sistema Nacional de Salud. 1999; 23 (6). Disponible aquí

Sánchez Guisado MM, Martos López IM. Jóvenes y culto al cuerpo: consecuencias de los ejercicios abdominales sobre el suelo pélvico. Paraninfo digital. 2014; (20). Disponible aquí

Vázquez Vilabrille S, Meilán Devesa JR, Meilán Sánchez R, Teijeiro López J, Darriba Folgueira R. Papel del fisioterapeuta en la incontinencia urinaria de esfuerzo en deportistas femeninas y la importancia del tratamiento fisioterápico. VII Jornadas Nacionales de Fisioterapia en el Deporte. 1999. Disponible aquí

Salud de la Mujer Dexeus [web]. Acceso 25 Septiembre 2015. Disponible aquí

Nygaard IE, Thompson FL, Svengalis SL, Albright JP. Urinary incontinence in elite nulliparous athletes. Obstetrics & Gynecology. 1994; 84 (2): 183-7. Disponible aquí

Bo K, Borgen JS. Prevalence of stress and urge urinay incontinence in elithe athletes and controls. Medicine and Science in Sports and Exercise. 2001; 33 (11): 1797-802. Disponible aquí

Rial T, Riera T. Prevalencia y abordaje desde el ejercicio físico de la incontinencia urinaria en mujeres deportistas. EfDeportes. 2012; (164). Disponible aquí

Eliasson K, Larsson T, Mattson E. Prevalence of stress incontinen1ce in nulliparous elite trampolinists. Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports. 2002; 12(2): 106-10. Disponible aquí

Thyssen HH, Clevin L, Olesen S, Lose G. Urinary incontinence in elite female athletes and dancers. International Urogynecology Journal of Pelvic Floor Dysfunctions. 2002; 13 (1): 15-7. Disponible aquí

Valancogne, G., Caufriez, M., de Gasquet, B., Gullarme, L., Dumont, P. (2001). Reéducation perineologique et pressions dans lénceinte manométrique abdominoperinéales. Congrés de la SIFUD. Lyon.

Imágenes:

Adephi Lab Center

Sangudo

Alba Molina

Graduada en CAFyD, colegiada núm.55372. Máster en actividad física y salud, especialidad investig. en rehabilitación y readaptación deportiva. Postgrado en dietética y nutrición, elaboración de dietas y nutri.infantil Instructora del método hipopresivo Instructora de actividades dirigidas Experiencia en fitness pre y post parto Técnico nivel 1 en gimnasia artística

Comentarios

También te interesa

Infinity Xtreme 2017

Me contaron que era una de las carreras de obstáculos más duras de Tenerife y no podía dejar pasar la ocasión, aunque semanas antes del evento me sintiera así.

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.