Héroes del fitness anónimos

A menudo me llegan respuestas a mis newsletters domingueras. Me dicen que mis palabras les ayudan a continuar, a encontrar la motivación. En el correo, me cuentan historias personales de superación. Yo les digo que aquí los únicos que tienen capacidad de motivarme a mí y al mundo son ellos.

No sé muy bien si es una frase que he escuchado antes, lo que tengo comprobado es que podemos encontrar verdaderos maestros en cualquier lugar y a cualquier hora. Un niño pequeño puede darnos una gran lección, así como un completo desconocido con el que te cruzas por la calle o un compañero de trabajo que acabas de conocer.

Normalmente no prestamos atención a estas lecciones y muchas veces nuestro ego hace “su trabajo” para que desvaloricemos lo que nos han enseñado o incluso para pensar que uno no necesita que le vengan a enseñar nada.

Tendemos a pensar que los maestros son los que suben a un podio o a una tarima, aquellas personas de difícil acceso y con gran repercusión. Sobre todo, con gran repercusión. Porque en los tiempos que corren, ésta la única forma que se utiliza para medir tu autoridad: si mucha gente te escucha, es porque eres importante, aunque eso no convierte en “importante” lo que digas, y mucho menos en algo verdadero.

Inspiración y la motivación detrás de la pantalla

A mí me encantan las historias personales, pero no esas de: “El otro día fui a la farmacia a comprar una crema para los dolores de codo que tengo…” sino esas en las que uno se desnuda, dice quién es, es honesto y no conmigo, sino consigo mismo. Esas historias las suelo encontrar a menudo en mi bandeja de entrada.

Lo importante empieza por los pies y termina por la cabeza
Personas que me responden a la newsletter que mando cada domingo, contándome cosas como que están pasando una mala época por falta de trabajo, y que les he animado a levantarse del sofá y moverse, que no se necesita nada para hacer algo para lo que están diseñados nuestros cuerpos: movernos.

Otras personas me cuentan que los estudios o el trabajo los tienen atrapados en una vida sedentaria, que les doy fuerzas para que no nos olvidemos que lo importante empieza por los pies y termina por la cabeza.

Y por última, hay quien no tiene situaciones dramáticas, ni familiares, ni físicas, ni sociales, sino que comparten conmigo su objetivo: hacer una prueba, correr una maratón, levantar más peso… ¡Bendito crossfit para las mujeres!

heroes fitness

Pero mi fascinación por la gente anónima no queda aquí.

Fitness anónimo en redes sociales

Estoy metida en varios grupos (públicos y privados) de Facebook que hablan de recetas y ejercicios. Uno al que le presto especial atención es el de madres con Kayla Itsines, ya sabes, la entrenadora personal australiana que ha hecho de su método de entrenamiento una revolución mundial gracias a los “antes y después”.

Esa página me parece un sitio ejemplar: mujeres que ven sus cuerpos totalmente distintos a lo que fueron antes de quedarse embarazada. Muchas buscan con desesperación volver a su estado anterior o simplemente mejorar. Otras no desesperan, pero lo anhelan y eso ya es suficiente argumento para hacer cualquier cosa en la vida.

Otras no desesperan, pero lo anhelan y eso ya es suficiente argumento para hacer cualquier cosa en la vida
Yo no he vivido un embarazo en primera persona, pero créanme cuando digo que no hay que ser una persona superficial para que este no deje de ser un tema preocupante para una madre. ¿Volveré a tener el cuerpo que tuve antes? Se preguntan muchas desde el grupo. Ya os adelanto el final de la trama: muchas muestran sus fotos del antes y después, pero además añaden que su estado físico y su forma de vida ha mejorado en comparación a lo cómo vivían antes de quedarse embarazada.

Y que me decís de esas mujeres y hombres, que en su época pasaron la dura adolescencia, con sobrepeso u obesidad. Que han tenido durante gran parte de su vida como enemigo al espejo.

Esas personas que porque han crecido en cierta familia, en cierto entorno y ciertos recursos no fueron enseñados a comer sano. No les inculcaron los valores del deporte, ni les hablaron de la necesidad que tiene nuestro organismo de moverse.

heroes anonimos del fitness

Todas esas personas que un día reunieron todo el coraje del mundo y decidieron que no podían seguir viviendo así. Que recibieron un diagnóstico médico grave y quisieron cambiar su destino.

Esas personas que no viven del deporte, ni para el deporte. Trabajan como malabaristas del tiempo, conciliando las horas con su familia, pareja, trabajo, o búsqueda de él.

O que me dices de esas personas que, ahora mismo, no se pueden levantar del asiento y salir a correr. Que tienen dificultades físicas, enfermedades respiratorias, coronarias… y que a pesar de eso, logran cruzar desiertos y arcos de llegada por todo el mundo.

Todas estas personas que de las que te he hablado son los verdaderos héroes del fitness. Hombres y mujeres anónimas. Esos en los que encuentro la verdadera motivación para escribir estas líneas y en los que pienso cuando me quejo, cuando estoy en medio de una carrera o un WOD y me digo:

Ostia, pero tú puedes, tú estás entera, ¿y los que no?

No demos nada por sentado y démosle valor a lo que realmente lo tiene.

heroes anonimos del fitness

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.