Flato al correr, ¿cómo remediarlo?

Todos sabemos lo que se siente cuando surge ese dolor y cómo llamarlo. Pero nadie sabe con exactitud por qué se produce el flato y a veces tampoco estamos seguros de cómo remediarlo. Déjame contártelo.

A menudo me ocurre que cuando retomo mis entrenamientos de running después de un tiempo, me tengo que enfrentar a varias cosas: picores, dolor tontos, pesadez… vamos, como si empezara a correr desde cero hasta que mis piernas hayan rodado durante unos días y mi cuerpo se habitúe otra vez.

Pero lo que más tardo en remediar es la sombra del flato. Recuerdo que cuando empecé a correr era lo que más me preocupaba: por mucho que aguantaba, respirara profundamente e hiciera algunos “trucos” que me habían enseñado para remediarlo sin tener que parar, al final, tenía que hacerlo porque el dolor abdominal se hacía insoportable.

Curiosamente, me di cuenta bastante tarde que había combatido el mal del flato en los meses que me preparé para mi primera media maratón. Sin embargo, estos días en los que he empezado a prepararme para la media de Tenerife, me he dado cuenta que la sombra del flato ha vuelto.

Por qué se produce el flato

La verdad es que no hay una sola respuesta y a día de hoy resulta un misterio saber la causa que tiene mayor peso cuando empezamos una actividad física y nos da flato.

Se aconseja haber comido entre 2-3 horas antes de salir a correr o realizar una actividad física que te produce flato.
Se barajan varias causa, según la Wikipedia (y desde donde he leído que se inspiran la mayoría de artículos en Internet):

  1. Aporte insuficiente de sangre al diafragma que es el músculo principal de la respiración. Motivo por el cual hacer un calentamiento previo general y empezar la actividad de manera progresiva es la estrategia más inteligente para entrenar.
  2. Sobrecarga en los ligamentos del diafragma, originada por movimientos arriba-abajo. Por eso, se dice que en cuesta abajo hay más probabilidades de que el flato empiece, ya que el movimiento brusco del cuerpo lo incentiva.
  3. Según las últimas teorías, el estómago roza cuando está lleno con el peritoneo y éste se irrita produciendo dolor. Uno de los motivos por los que se aconseja haber comido entre 2-3 horas antes de salir a correr o realizar una actividad física que te produce flato.

Observando los momentos en los que me da flato, me he dado cuenta que la causa 2 y 3 tienen mucho sentido para mí. En primer lugar, porque nada más salir de casa, para bajar al paseo, corro cuesta abajo. En segundo lugar, como corro a primera hora de la mañana y muy a pesar de tomarme un batido de frutas con proteína que se digiere muy rápidamente, pues no dejo que pase tanto tiempo ¡por que sino me darían las mil!

Qué hacer cuando tenemos flato

Viendo que se me hace inevitable lo de comer y esperar el tiempo suficiente, la sombra del flato me acecha y cabe preguntarse qué hacer cuando aparece.

La verdad es que lo de respirar profundamente funciona
Mi primer entrenador de crossfit me aconsejó una vez que, mientras seguía corriendo, respirara profundamente soltando el aire en el momento en el que el pie del lado donde me dolía el flato iba a pisar el suelo. Al soltar el aire, lo hiciera con fuerza, como si quisiera sacarlo de allí dentro, de donde duele.

La verdad es que lo de respirar profundamente funciona, y más cuando lo hago nariz-boca que nariz-nariz o boca-nariz. Pero soy escéptica sobre lo de hacerlo en un momento determinado de mi zancada.

Todos los que hemos tenido flato, sabemos que puede llegar a doler muchísimo, hasta el punto de suspender tu entrenamiento por un momento o por toda la jornada.

Yo no me rindo fácilmente y cuando llego a esos puntos en los que respirar profundamente no funciona, paro de correr hasta que me calme. Algo que también aconsejo, al menos por unos minutos para no convertir la rutina en un infierno.

También cuentan que otro truco para acabar con el dolor es presionar la zona abdominal donde se produce el flato y flexionar el tronco hacia adelante. Un movimiento que hacemos de forma natural cuando nos entra flato.

Qué hacer para evitar el flato

Se sabe que el flato es más propenso a aparecer en determinadas actividades físicas como correr y menos en el ciclismo o en la natación. O dicho de otra manera, aparece más en deportes de aeróbicos que anaeróbicos y en este sentido puedo confirmar que nunca he tenido flato entrenando en un gimnasio, ya sea HIIT o rutinas de pesas mas pausadas.

Entrenar de forma regular nos ayuda a conocer mejor nuestro cuerpo
Pues sabiendo qué tipo de actividad vamos a realizar y sabiendo lo que he comentado más arriba como comer con antelación suficiente a la carrera, gestionar el oxígeno correctamente, calentar y empezar progresión o evitar ir rápido en las cuestas abajo por las oscilaciones entre estómago y diafragma, hay más recomendaciones.

Si vas a hacer una tirada larga y beber durante la carrera, bebe a pequeños sorbos. Recuerda que también gestionamos el oxígeno e introducimos mucho aire en el estómago al tragar agua.

Pero el consejo que más me gusta es el de entrenar.

Estoy convencida de que aunque cualquiera puede ser víctima de la sombra del flato, entrenar de forma regular nos ayuda a conocer mejor nuestro cuerpo, cómo reacciona ante ciertas circunstancias y momentos.

Como a mí me ayudó a saber que me entra flato por la comida y por empezar a correr cuesta abajo, también sé que a medida de que avanzo en mis entrenamientos de carrera el flato aparece menos hasta que me olvido de él.

Ahora dime, ¿a ti también te molesta, de vez, en cuando el flato?

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.