Empezando por la mitad

Hoy se estrena una nueva web. Yuufit pasa a ser Fitness to shine y este cambio no pasa por ser un lavado de imagen o una estrategia de imagen. Responde a un cambio de vida, un nuevo rumbo en esta carrera que es la vida, eso sí, esta vez en solitario.

Sé que llevo unos meses en los que no he podido presumir de constancia, el atributo estrella en esto del deporte.

Sé que la asiduidad a la que te tenía acostumbrada en Yuufit con mis artículos semanales no ha sido la misma, y como era de esperar tampoco ha sido así por las redes sociales y peor aún, ni siquiera en mis entrenamientos de cara a la media maratón de Tenerife que dará lugar este fin de semana.

Sí, a pesar de todo eso, he decidido dar la cara en todos esos aspectos, explicártelo todo aquí y ponerme los imperdibles cuando toque.

Porque esto es así. Hay que aceptar una norma que no hace más que repetirse: que nos empeñamos en trazar un plan de vida, en creernos dueños de nuestro destino y cuando menos te lo esperas la vida da un giro y los planes se van al traste.

Que no lo controlamos todo, que cuando llevas un rato a buen ritmo, con las pulsaciones estables y casi se podría decir que con el viento a favor, te toca afrontar una cuesta arriba que parece no tener final.

 

Que el ritmo que llevas te agota hasta la extenuidad, que el camino te pone no una piedra, sino auténticas montañas que tapan la luz del Sol y que has de escalar para seguir adelante. Una cuesta que coloca a todos tus monstruos internos y lo único que cabe plantearse es si merece la pena luchar o es mejor seguir corriendo mientras los observas desde lejos.

Porque dar media vuelta o quedarse quiero es imposible, vivir nunca funcionó así.

Pero como dice el dicho popular “No hay mal que 100 años dure. Ni cuerpo que lo aguante”, y por ahora el mío aguanta bien.

Así que siguiendo con la metáfora de la carrera de obstáculos y la cuesta interminable, llega un momento en el que terminas de subirla, sigues corriendo y llegas a meta.

Recuerdo cuando terminé mi primera Spartan. 5 kilómetros que hoy me parecen poco. Aún me emociono de pensar que cuando crucé meta no podía creer lo que había hecho. Esa sensación de autosorprenderse es exquisita y el deporte es capaz de regalarnosla a diario.

Esa sensación es lo que seguiré compartiendo por aquí. Pero esta vez correré sola esta hazaña que supone escribir semanalmente en un blog. Por eso, ya no estás en Yuufit sino en Fitness to shine.

Por qué “Fitness to shine

Estoy segura que, si de aquí para atrás, me has leído en algún momento sabrás “de qué pie cojeo”. Mi filosofía de vida fitness y saludable se aleja de la que nos vende la industria, de la que estamos acostumbrados. Lo del “No pain, no gain”, lo del arroz con pollo, lo de tener un armario en casa para “la farmacia” y los productos imposibles de conseguir no van conmigo, lo de que los resultados que lo justifican todo…

Solo necesitamos paciencia y disciplina para irnos a la cama con el orgullo de habernos demostrado a nosotros mismos de que sí, que hoy hemos podido.
Concibo una forma de tener una vida activa de forma mucho más sencilla, en la que se disfruta más del camino, en donde no solo entrenamos el cuerpo, sino también la mente y sobre todo, el espirítu.

Una vida fitness cuyos resultados van más allá del porcentaje de grasa corporal y de cómo se ven los abdominales nada más levantarme de la cama…

Se trata, una vez más, de vivir en la sorpresa. Porque si algo me ha enseñado mi vida deportiva es que nunca es tarde para descubrir que los límites los ponemos nosotros y solo necesitamos paciencia y disciplina para irnos a la cama con el orgullo de habernos demostrado a nosotros mismos de que sí, que hoy hemos podido.

Posiblemente pienses que “Fitness to shine” responde al “sudor” que desprendemos cuando entrenamos. Y es verdad, pero mi intención con todo el contenido que quiero compartir por aquí y que vas a leer de ahora en adelante (si no huyes antes jeje) no es tan literal, sino que gira en torno a cómo podemos brillar con mucha más fuerza a través del deporte.

Vuelvo a la carga con:

  • Al menos, un post a la semana. Todos los lunes tendré algo nuevo que contarte 🙂 Tengo ganas de llenar el blog de carreras; de post sobre nutrición y recetas; de compartir contigo los libros sobre deporte que caen en mis manos; hablar también de yoga, tan necesario para la frenética vida que llevamos…
  • Esa newsletter de los domingos tan mía también volverá a ser tuya. El día de envío se mantendrá, de hecho, este domingo enviaré una para que me confirmes si quieres subirte en este barco llamado “Fitness to shine”. Sin embargo, por el momento enviaré una newsletter cada 15 días. Quiero tener algo importante que contarte y no solo interrumpir tu bandeja de entrada “porque sí”.
  • Seguiré con mis redes sociales, que no sé si lo has notado, ¡pero han cambiado de nombre! FacebookTwitter, Instagram y Snaptchat ya están listas para mostrar al mundo mis historias locas.

En definitiva, por todos estos canales seguiré con mi visión crítica de la industria del fitness, siempre basándome en evidencias a la hora de hablar de determinados alimentos o productos. Eso sí, te recordaré que no me debes hacer caso a mí, ni a nadie, porque se trata de adquirir distintos puntos de vista y ser crítico con lo que nos cuentan y nos encontramos.

Seguiré compartiendo mi experiencia, eventos y actividades nuevas que impliquen poner “la patata” a mil; porque aún no he conocido mayor satisfacción que recibir el correo de una lectora que me cuenta que gracias a mis artículos la he animado a atarse las zapatillas y moverse.

Y sobre todo seguiré, aunque esta nueva página web no sea más que empezar algo que ya estaba por la mitad.

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.

Cómo quieres envejecer

Ahora que todo gira en torno a los Millenials, parece que lo de hacerse mayor no es nada cool. Pero es algo que nos tocará a hacer a todos más pronto que tarde. La pregunta es cómo queremos hacerlo en términos de salud.

De vuelta al barro

Este año, además de carreras populares, me he planteado volver a disfrutar del sabor del barro y te cuento algunas en las que voy a participar.