Cómo elegir una carrera de obstáculos buena (y descartar otras)

Si estás leyendo esto posiblemente sea porque estás al tanto de lo ocurrido el pasado fin de semana. Y sino será porque simplemente desconfías de lo que te puedes encontrar ante la proliferación de las OCRs.

El pasado sábado 16 de julio tuvo lugar la Wolf Race en la Sierra de Guadarrama (Madrid). Lo de “tuvo lugar” lo digo por decir algo, y es que a lo largo del domingo vi con mucho estupor lo que se habían encontrado los participantes de la carrera.

No sé si llamarlo cúmulo de despropósitos o de propósitos, por parte de la organización, que hicieron de esa carrera de obstáculos nocturna una verdadera pesadilla: desde falta de iluminación, de voluntarios, de obstáculos que se habían prometido y de seguridad en ellos, e incluso una distancia del recorrido que no se llegó a cumplir (se dice que fueron 4 kilómetros en vez de 11).

ocr estafa

Como puedes intuir yo no estuve allí, no soy una “habitual” de las carreras de obstáculos aunque, por personas cercanas a mí sé lo que significa organizar una y también he estado participado en algunas (Spartan Race Madrid, Barcelona, Mud Day Sevilla…) y sé lo que significa tener un evento así en el calendario: previa preparación de meses, pagar una pasta de dorsal, organizarse para ir con tu pareja o amigos y ya si es en otra ciudad, un desembolso de dinero y de pedir vacaciones en el trabajo que solo sabes si se verá recompensado una vez cruzas la meta de la carrera.

Eso es precisamente lo que no pudieron comprobar los participantes de la Wolf Race. En un grupo que se creó en Facebook para que los afectados pudieran hacer una denunciar en conjunto se cuenta que hubieron heridos e intervenciones de quirófano de algún participante debido a la falta de seguridad de la carrera.

ocr estafa

Ante esto, muchos hemos sido los que hemos exclamado que la burbuja de las OCR había explotado con lo pasado en la Wolf Race, pero comentándolo con mi colega de Youtube Tribbi, por lo visto, no es la primera vez que ocurre.

Qué mirar a la hora de apuntarse a una carrera de obstáculos

Recuerdo la primera Spartan Race que se celebró en España. Vi el vídeo por Internet y me quise apuntar de cabeza. Sabía que en Europa ese tipo de carreras estaban muy afianzadas y tuve la suerte de que se iba a celebrar en la ciudad donde vivía entonces.

La publicidad que se le dio fue tremenda y eso se notó en el día del evento de gente venida de toda España para embarrarse y abrirse la piel en las alambradas. Creo que entonces nadie dudó de que su integridad física se podría haber visto comprometida: los voluntarios fueron de diez, la Protección Civil estaba en todas partes; habían grandes patrocinadores y firmas que avalaban la carrera.

Sin embargo se aprendió mucho de ese evento en el que se esperaba más dureza y menos marketing.

Ante este éxito, no tardamos en ser testigos de la proliferación de carreras de obstáculos por toda España y hasta hoy en día, que tenemos la mala fortuna de tener que decir que hay que andarse “al loro” con los dorsales que compramos y hacer algunas comprobaciones antes:

  • Busca vídeos de ediciones anteriores: gracias a Youtube y a que no salimos a remojarnos en el barro sin la cámara, tenemos un sin fin de vídeos de OCRs que se han celebrado en España. No me imagino mejor forma de saber si estamos ante una carrera bien organizada que viendo la experiencia de quienes ya han pasado por ella (aunque sea en otra ciudad). ¿Que no hay vídeos? Entonces atiende a los siguientes puntos.
  • Gestión de la comunicación de la carrera: sé que no todos somos expertos en relaciones públicas o periodismo, pero el manejo de redes sociales es puro sentido común y cuando falta esto, uno se da cuenta de forma inevitable. Sospechemos de mensajes “raros” y de que nos pongan dibujos de los obstáculos que se van a ver en la carrera en vez de las fotos. El muro de Facebook o el Twitter nos develarán mucho por lo que es mejor no correr a comprar el dorsal en cuanto nos enteremos del evento sino recopilamos información y vemos cómo van gestionando esta parte.

carrera de obstaculos estafa

  • Pregúntate qué influencer va a correrla: y no me refiero a personas que van a correr por primera vez una carrera de este tipo pero son muy conocidas en otros ámbitos como la moda o el espectáculo; sino a quienes llevan muchos kilómetros y mucho barro a sus espaldas. Esas personas son las que se van a informar de antemano quién organiza la carrera, sus condiciones y demás detalles que no suelen estar al alcance del resto de los participantes.
  • Echa un vistazo a las marcas que la patrocinan: el último paso aunque requiere matizaciones. Estamos acostumbrados a ver grandes firmas patrocinadoras en grandes carreras tipo Spartan o Mud Day y eso nos da cierta seguridad de que estamos ante algo serio. Conseguir un patrocinador no es sencillo (lo sé porque he trabajado de ello) si eres una persona que vas a organizar algo en tu pueblo por mucha experiencia en organización de eventos y en carreras que tengas. Los patrocinadores suelen apoyar a quién más masa de personas atraiga y eso al final se ve repercutido en el precio final del dorsal y no siempre en la calidad de la carrera. Vamos, que a lo que voy es que no siempre debemos apostar por grandes nombres aunque nos den cierta seguridad, ya que hay carreras más humildes muy bien organizadas que no tienen patrocinadores conocidos.

Sé que este texto puede sonar muy a: “Guerra pasada, todos somos generales“, pero la única intención es informar para que en el futuro haya el número mínimo de afectados en carreras de obstáculos que no cumplen con lo que prometen, y es que difícilmente sabremos si se van a volver a organizar cagadas como esas.

Al final, correr una carrera de obstáculos es un evento que queda grabado en nuestra memoria para siempre; algo que requiere de mucha preparación y de mucha seguridad por parte de los organizadores porque debemos asumir que hay ciertos riesgos que corremos cuando le ponemos los alfileres a nuestro dorsal. Muchos factores se tienen que dar para que todo salga bien, entre ellos, que tengamos el dinero y el tiempo para desplazarnos a otra ciudad para vivir esta experiencia. No nos dejemos llevar por las prisas de comprar los dorsales cuanto antes y miremos bien en manos de quién estamos poniendo nuestra próxima aventura.

Espero que te sirva 🙂

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.