Cómo empezar a sentir pasión por correr

Al igual que no siempre salimos a entrenar para cumplir con un objetivo cuantificable, no siempre se puede escribir sobre cómo ser mejores deportistas. A veces simplemente hay que hacer y ser.

Cuando comencé a meterme en el mundo del running, leía muchos blogs y libros de personas que se despertaban con el ansia de ponerse las zapatillas. Vivían con pasión cada una de las zancadas que daban, cada kilómetro de soledad, esfuerzo y sudor. Y todo esto, a pesar de que siempre he confesado que lo de correr no iba conmigo, despertaba en mí la más absoluta admiración.

Siempre tuve claro que aunque no fuera mi deporte favorito, quienes son capaces de correr distancias largas no son más fuertes de corazón y piernas, sino de cabeza, y esa idea me seducía.

Creo que la mente de un fondista es inquebrantable si la comparamos con cualquier otro deportista que “sufre” durante unos minutos. Pero como digo, esto es solo una creencia, qué voy a contar yo que no he corrido más allá de una media maratón (por el momento).

Hay una frase que dice algo así como que “La envidia es la más grande manifestación de la admiración”. Me la aplico. Porque cuando leía a toda esta gente en el fondo también sentía envidia. Deseaba sentir toda esa pasión y sensación de libertad con el acto tan simple como echarse a correr.

Hoy puedo decir que salgo a correr sintiendo todo esto.

Es raro, la verdad. ¿Cómo se puede pasar de odiar algo, de tener que obligarte a salir a regañadientes, a desear calzarte las zapatillas incluso dos veces en el mismo día?

Es probable que cualquier clase de teoría que te cuente sea simplemente una apreciación mía, algo muy personal que tenga mucho más que ver con el momento de vida que estoy pasando, y que me ha hecho enamorarme del running, que por cualquier otro motivo.

Aquí ya no entran explicaciones como que el deporte nos levanta los ánimos; que liberamos dopamina y una serie de hormonas que nos dan cierto subidón cuando estallamos en sudor; que hemos nacido para movernos y lo contrario no solo nos provoca sufrimiento sino nos hace inhumanos; que el deporte es salud, pero sobre todo, felicidad.

Que todo eso lo sabemos ya, pero una cosa es saberlo y admitirlo; otra cosa es comprobar a diario y con asombro que el mejor remedio para cualquier problema empieza tras cruzar el umbral de la puerta con unas zapatillas vistiendo tus pies como única condición. Porque correr te vacía la cabeza y te depura el alma un día tras otro.

Y así, un mañana te enamoras de algo que odiabas hacer. Y crees que sí, que al final lo de encontrar algo que te apasione es cuestión de paciencia y constancia, de dejarte cortejar por esos momentos que te concedes a ti, a tu cuerpo, a tu soledad y al compromiso de acabar lo que has venido a hacer. Al final, van a tener razón y todo.

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Infinity Xtreme 2017

Me contaron que era una de las carreras de obstáculos más duras de Tenerife y no podía dejar pasar la ocasión, aunque semanas antes del evento me sintiera así.

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.