Cómo convertirte en una persona disciplinada

Cuando te dicen que no hay atajos, ni trucos, ni productos mágicos para lograr una vida sana y activa o conseguir cualquier objetivo en tu vida, lo que en el fondo quieren decir es que debes dejarte de rollos y trabajar tu disciplina. Y aquí te cuento cómo.

Por si no te he convencido ya de la idea de que has de empezar a pensar en la disciplina como herramienta para que tu vida deportiva sea larga y constante, vamos a hablar de su antítesis antes de seguir: la procrastinación.

Esta palabra, que también puede ser usada como “postergación”, se suele poner muy de moda de vez en cuando para referirse a algo que nos ha pasado a todos en algún momento de nuestras vidas: dejar para “luego” algo que tienes pendiente hacer.

A día de hoy se ha etiquetado como un trastorno del comportamiento e incluso una epidemia, muy común de las sociedades avanzadas como la nuestra, donde sus individuos tienen una larga lista de tareas que completar en un solo día. Te sentirás identificado porque lo normal es que aquellas tareas que te parezcan más difíciles o farragosas suelen ser las que dejas de hacer o “postergas”, que viene a ser lo mismo.

La vida te pone en situaciones incómodas o desagradables para que te des cuenta de que si hubieras hecho ayer o hace unos días lo que tenías que hacer no te sentirías como te sientes o incluso conseguirías resultados que ni te imaginarías.

como trabajar la disciplina

El típico ejemplo es el del estudiante, aquel que deja para la última semana la realización de un trabajo que debe entregar, y cuando asume que ya es hora de ponerse manos a la obra se da cuenta que era más complicado de lo que creía y que podría llevarle más tiempo hacerlo bien o simplemente terminarlo.

Hay más que perder que de ganar si nos dejamos llevar por la motivación a la hora de conseguir un objetivo deportivo
Pero también puede pasar que se da cuenta que no le llevó nada de tiempo hacerlo y que en realidad era muy fácil; sin embargo, ha vivido con el estrés de saber que tenía algo pendiente por hacer. En mi caso, me ha llegado a quitar el sueño saber que tengo cosas pendientes que hacer, pero una que es masoquista o no siempre se organiza bien.

La verdad es que puede llegar a ser un trastorno muy grave puesto que en algunos casos, se puede llegar a caer en depresión o incluso en un trastorno de déficit de atención (hiperactividad). Algo que siempre me ha hecho pensar que terminar lo que hemos empezado es una forma de hacernos felices y que nadie nos enseña.

como trabajar la disciplina

Como cualquier mal de nuestros días, de la procrastinación se han escrito cientos de artículos y un buen número de libros con claves para combatirla, pero mi intención con este texto no es reproducir lo que ya se ha dicho, sino que te des cuenta que hay más que perder que de ganar si nos dejamos llevar por la motivación a la hora de conseguir un objetivo deportivo. Tanto la desmotivación como la procrastinación se zanjan con una única herramienta, la disciplina.

4 claves para trabajar tu disciplina

Llegados al quid de la cuestión toca embarrarse:

  • Construye hábitos: pero no de cualquier manera, debes empezar desde abajo, desde lo más pequeño e ir avanzando. Por ejemplo: te quieres levantar 1 hora antes todos los días para salir a correr; pues empieza por 15 minutos para correr menos tiempo, pero así habituarte a ello. Y si no has corrido antes, empieza saliendo a pasear un poco antes de ponerte a trotar. Luego puedes ir poniendo el despertador cada vez más temprano, poco a poco, de 10 minutos en 10 minutos y pronto verás que el cuerpo se despertará solo para moverse a primera hora. Ten en cuenta que tu mente odia los grandes cambios porque le obliga a consumir más energía, le genera estrés y eso a todos nos pasa. Nos sentimos inseguros, perdidos y sabiendo que tenemos que hacer un esfuerzo para hacer que una situación se vuelva normal. Así se construyen los hábitos, dejando que tu mente acepte lo nuevo, como si estuvieras empezando a caminar como un bebé o aprendiendo un nuevo idioma.
  • Se gradual: a los impacientes como yo les cuesta mucho este punto. Queremos resultados para ayer y nos come por dentro la desesperación cuando se trata de ir poco a poco. Tal vez por eso las pruebas de fondo y resistencia siempre fueron las más duras para mi, porque al final hay un entrenamiento y preparación física, pero la otra mitad del éxito en este tipo de pruebas es la fortaleza mental. No tirar la toalla cuando te vienen pensamientos de que estás avanzando muy poco o que ni siquiera está habiendo progreso. La gradualidad pone a prueba tu paciencia, pero también es garantía de que vas a llegar a tu objetivo sí o sí porque requiere planificación. Esto es algo que te dirá cualquier nutricionista o entrenador personal: hay que empezar de menos a más para hacer las cosas bien y en estos casos en concreto, para preservar nuestra salud.

como trabajar la disciplina

  • Acepta tus vicios: la disciplina es una característica muy rígida, puede (lo más seguro) generar tensiones, ya sea con uno mismo o con tu entorno. No queremos llegar al punto en el que explotemos como una olla a presión, por eso siempre hay que dedicarle tiempo a nuestros vicios que, al fin y al cabo, forma parte de nosotros. Yo tengo uno que me hace inmensamente feliz y es despertarme una mañana a la semana a las tantas… sin despertador y sin preocuparme con que tenga que hacer cosas. No puedo hacerlo todas las semanas y eso lo empiezo a notar porque mi mente empieza a pensar en ese día en el que sí que voy a poder, pero eso ya es una válvula de escape. De la misma manera lo es para las personas que se someten a dietas muy estrictas, seguramente habrás oído hablar del “Día trampa” o “Comida trampa” dependiendo de la dieta, se trata de momentos en los que puedes comer lo que te apetezca con cierta mesura y así quitarte antojos o ganas de devorar la nevera. Buscar un hueco para tus vicios también hace que no te sientas culpable a la hora de caer en la tentación, es un derecho que has adquirido por cumplir con disciplina con tus entrenamientos o con tu dieta si la haces.
  • Elimina lo que no aporta a tu objetivo: una de las maneras de no echar a perder tu dieta es que no compres cosas que no están dentro de ella. Muy simple, ¿verdad? Esta es la parte más dura de la disciplina, es cuando los deportistas de élite hablan de sacrificio y dicen que hubieron muchas noches en las que dejaron de salir con sus amigos y familiares porque debían de descansar las horas que necesitaban para recuperarse y levantarse al día siguiente frescos para entrenar. Nosotros somos deportistas de andar por casa, sí, pero asumir un objetivo y centrarse en él requiere de un compromiso con uno mismo en mayor o en menor grado. Por ejemplo: solo por el hecho de tener que entrenar para una maratón te va a quitar horas en las que podrías estar con tu pareja, amigos o familia. Ser consciente de esto te puede llegar a ahorrar mucho tiempo.

como ser disciplinado

En definitiva, la disciplina no es un don que tienen esas personas que siempre has visto madrugar para salir a correr. No se nace con ella, sino que se inculca o se decide de forma totalmente voluntaria trabajarla para mejorar como personas. Soy una persona convencida de que el ser humano es capaz de hacer las cosas más excepcionales que nuestra mente puede concebir, el único ingrediente que necesita una persona para conseguir cualquier cosa como tener una vida activa y sana es proponérselo honestamente, ¿no crees? 🙂

 

[Las fotos haciendo yoga hablando de este tema tienen un sentido: es una actividad que me ha aportado mucha disciplina, independientemente de la carga espiritual que puede tener el yoga. Te enseña que no puedes faltar un día a tu cita, porque tu cuerpo lo nota.]

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Infinity Xtreme 2017

Me contaron que era una de las carreras de obstáculos más duras de Tenerife y no podía dejar pasar la ocasión, aunque semanas antes del evento me sintiera así.

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.