Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

“Cada día soy más consciente del tiempo limitado que tenemos, y que la manera más satifactoria de gastarlo es enfrentándome a retos desconocidos”.

Aquí, una servidora.

Hacía algo más de un año que no corría una carrera de obstáculos. La última había sido la Mud Day de Sevilla. Fue la misma semana en la que llegué a Málaga para vivir… Ha llovido tanto desde entonces que pensé que fue un poco locura meterme a correr la Cochinero Challenge. Pero bendita locura.

El 3 de junio se celebró en la Villa de Ingenio (Gran Canaria) la 2ª edición de la Cochinero Challenge. Una carrera de la que solo había oído buenas críticas de quienes participaron en la primera edición, y que se celebrara en mi isla era excusa de sobra para mover lo que hiciera falta para estar allí. Y así fue.

cronica-cochinero-challenge-gran-canaria

Aquella mañana yo, junto a parte de mi equipo de Militar Box (primer box con obstáculos de la isla, por si vas allí y necesitas sitio donde hacer el mono). Listos para superar la modalidad Cochinero PRO Amateur, un recorrido de 12 kilómetros llenos de obstáculos que ponía a prueba tu resistencia no solo por las subidas y bajadas de las montañas, sino que además, el calor y el viento se convirtieron en el obstáculo más duro durante toda la prueba.

Nos situamos en la línea de salida a las 9:15 y cuando dieron el pistoletazo, comenzamos a correr por las estrechas calles de Ingenio. Un rincón de Gran Canaria que no conocía bien, y la verdad es que me sorprendió mucho lo bonito que era. El comienzo de la carrera fue intenso, porque a pesar de correr entre casas, el recorrido era una constante de empinadas subidas y bajadas. En este tramo, la señalización era un poco confusa, y echamos de menos algún voluntario en algunos de los puntos en los que no sabíamos si estábamos yendo bien o no.

Los obstáculos no tardaron en aparecer. No quiero describir cada uno de ellos porque si estás pensando en hacerla, me gustaría que te sorprendieran como a mí. Sin embargo, como buena carrera de obstáculos que es, no faltaron las paredes que se debían saltar sin ayuda de tacos, las fosas, anillas, los neumáticos que sortear o que transportar, las cubas llenas de agua, y lo mejor: una pared curva antes de llegar a meta que se convertía en uno de los mayores retos del recorrido para muchos participantes.

cronica-cochinero-challenge

Nunca me cansaré de decir que lo mejor de hacer una carrera de obstáculos es el compañerismo que se respira en ella. No importa si corres acompañado o solo, siempre hay alguien dispuesto a tenderte la mano o a impulsarte en una pared o en donde haga falta. En esta ocasión me lo pasé pipa porque iba todo el camino acompañada y hablando con mi equipo o quien me encontraba por el camino.

También fue una oportunidad para ratificar que a mí la montaña me regusta, sobre todo correr las bajadas… jaja! Y es que vas a tope, saltando de piedra en piedra, tratando de pisar firmemente para no desequilibrarte y caer. Había momentos en los que notaba que mis tobillos hacían el amago de fallar, y pensé que me la iba a pegar el algún momento. Nada de eso, me la jugué pero ¿acaso no habíamos ido precisamente a eso, a jugar? 🙂

El recorrido se me hizo cortísimo. De repente, un corredor me había chivado que quedaba algo menos de un kilómetro y no me lo creía hasta que me vi que nos acercábamos al pueblo. Allí se centraron una gran cantidad de obstáculos, entre ellos un divertido puente de hierro (no apto para personas con vértigo) que había que escalar, bastantes bloques de paja y, por fin, la pared curva.

Mis compañeros subieron con ayuda, y cuando me tocó a mí corrí con todas mis fuerzas, pero no llegué. Las zapatillas me resbalaban mucho por la madera ya que uno de los últimos obstáculos era una cuba de agua. Entonces, desde el público, unas chicas me dijeron que me quitara los zapatos y los calcetines para tener más adherencia en los pies. Eso fue lo que hice.

Me bastó un intento para subir y cuando estaba tratando de meter la pierna para impulsarme se me subió el gemelo derecho. Nunca se me había subido tan fuerte. Fue tan doloroso que nada más subir, me tiré al suelo para estirarlo. Ya con menos dolor, crucé meta descalza junto a mi equipo.

cronica-cochinero-challenge2017

En meta nos esperaban puestos de comida y bebidas, el espectáculo que daba el speaker… Vamos, un ambiente que daban ganas de quedarse mientras veías como el resto de participantes iban llegando. La verdad es que, si puedo, pienso repetir el año que viene porque la organización me encantó. He de decir que yo no me duché allí, y sé que ha sido una de las principales quejas (y suele serla en la mayoría de OCR) dado que eran muchos participantes para las duchas que habían. La verdad es que no puedo hablar de ello, ya que esperé a llegar a casa para ducharme.

También me gustaría dar las gracias desde aquí a Salva y a Darío por contar conmigo para vivir esta experiencia 🙂

¡Seguimos!

cochinero-challenge-2017

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Cómo perder peso, otra vez

La respuesta a una de las preguntas más buscadas en Google la encontrarás en las siguientes líneas. Un secreto que he querido compartir contigo y creo que es el mejor momento para desvelarlo.

Infinity Xtreme 2017

Me contaron que era una de las carreras de obstáculos más duras de Tenerife y no podía dejar pasar la ocasión, aunque semanas antes del evento me sintiera así.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.