Cesta de la compra fitness

La cesta de la compra es determinante. Una buena parte de tu salud, rendimiento deportivo y bienestar reside en lo que metas en el carrito y en lo que en las estanterías del supermercado y para escoger hay mucho que aprender y desaprender.

En la vida me he encontrado con tres tipos de personas:

  1. Las que acuden a diario a comprar al supermercado para hacer las comidas del día. Suelen ser personas con tiempo para ello y está claro que también con tiempo para cocinar ese mismo día.
  2. Las que acuden una vez a la semana a comprar para el resto de la semana. En este segmento nos encontramos nosotros, y lo hacemos de tal manera que congelamos cosas como la carne para ir sacándola a lo largo de la semana o bien lo hacemos y preparamos todo un día de la semana para tenerlo listo y no rascar tiempo para cocinar.
  3. Las personas que hacen las dos cosas: acuden un día a la semana a hacer una compra grande, pero lo fresco del día (como el pan, pescado o carne) lo compran a diario.

De ahora en adelante quiero que cada vez que vayas a comprar al supermercado pienses en la diferencia entre alimento y producto. Siempre hablo de ella porque cuando lo leí en un libro de nutrición entendí que la típica frase “hay que comer de todo” es mentira.

Un alimento es todo aquello que consumimos (los seres vivos) para nuestra subsistencia. Pueden ser sólidos o líquidos y nutren nuestro organismo.
Un producto se obtiene a partir de alimentos (cereales, carnes, frutas, granos…) y a través de la intervención de la mano del hombre con el objetivo de venderse más que de nutrir nuestro organismo.

Para que lo entiendas, alimento puede ser el cacao, producto pueden ser los filipinos, las galletas oreo o los bombones con licor. Las galletas son todas productos, al igual que los refrescos, las patatas fritas… Y los alimentos son las frutas, verduras, carnes, arroz, aceite de oliva, leche… ¿Empiezas a ver las diferencias?

No hace falta decir que nuestra alimentación será más sana cuantos menos productos echemos en el carro de la compra, pero por un lado esto no es tan fácil y por otro lado, no se trata de erradicar de todo aquello que venga envasado, lo inteligente sería equilibrar su consumo y saber elegir.

Antes quiero hablarte de una serie de trampas que tenemos que sortear con cierta frecuencia, dependiendo de cuántas veces pisemos el supermercado:

  • Ir con hambre al supermercado: todo un clásico, pero aún así seguro que te ha pasado en el último año. Seguramente es la manera perfecta para que acabes metiendo cosas que no sueles comer o cantidades extra de comida que, en otra circunstancia no comerías. Está claro que si eres la típica persona que vas a comprar al salir de trabajar y con ganas de que llegue la cena, tu última comida del día va a ser algo cercano a un banquete.
  • Ir sin lista de la compra: no, no es algo que necesiten solo los olvidadizos. Lo creas o no ceñirte a una lista no solo te ahorrará calorías al final de la semana, también ahorrarás tiempo y dinero. ¿Tiempo? Porque dejarás de ir pasillo a pasillo viendo qué meter y qué no o de pararte a recordar qué hay en casa y qué no. ¿Dinero? Porque no habrán tantos “pa por si” y lógicamente no caerás en la tentación a no ser que la tengas apuntada con alevosía y premeditación.
  • Sucumbir al marketing: es lo más difícil, la verdad, sobre todo si estás en proceso de mejorar tus hábitos alimenticios, que no están del todo integrados en tu estilo de vida. Los supermercados son superficies dedicadas a vender, por eso está muy muy estudiado nuestro comportamiento dentro de estos sitios para que terminemos comprando cosas que en realidad no necesitamos o que deseemos ciertos antojos que, si nos diéramos una vuelta antes de pagar por ellos, terminaríamos dejándolos en su sitio.

Está claro que cuantas más veces frecuentemos los supermercados, más estaremos expuestos a estos “peligros” y más fuerza de voluntad o disciplina deberemos sacar si nuestro objetivo es hacer dieta o simplemente empezar a tener un estilo de vida más saludable.

Cuando estuve llevando la dieta con nuestra nutricionista aprendí que hacer la compra con la lista y tener los menús hechos para el resto de la semana era la gloria.

supermercado fitness lista de la compra

He de decir que a día de hoy no llevo una dieta específica para alcanzar ningún objetivo. Creo que he llegado a un punto en el que en mis platos predominan alimentos y son muy simples porque también he aprendido que a más simple cocines, más limpio estarás comiendo, y con eso no me refiero a fritos, sino a planchas, hervidos, al vapor…

También es una cuestión de habituar el paladar al sabor de los propios alimentos para que no necesites salsas o sal, ni cocinarlo mucho los alimentos. Las especias de todo tipo o comprar la fruta y la verdura fuera del supermercado son algunas de mis claves para olvidarme de lo que era la mayonesa.

Pero hay una última trampa y es de lo que realmente va este artículo: los productos que parecen sanos y no lo son.

Te sorprendería saber la de cosas que consumes creyendo que son muy sanas, aptas para una persona que quiere perder peso o mantener su línea y en realidad estás consumiendo a diario medio kilo de azúcar y digo azúcar porque se ha convertido en el ingrediente omnipresente de los productos que reinan las estanterías del supermercado.

La trampa habitual es poner a ciertos productos la palabra light y un color celeste o rosa para hacerte creer que es ideal para ti. Pero no hay más que echar un vistazo a la información nutricional para darse cuenta de lo que (de verdad) nos estamos metiendo a la boca.

Este ejercicio llevamos haciéndolo mucho tiempo para ser más conscientes de lo que comemos. No significa que hayamos erradicado con ciertos productos que, de por sí, pueden contener azúcar, sino que tienen valores nutricionales más interesantes que el resto de productos.

Además, son productos que podemos adquirirlos en cualquier sitio y que son aptos para la mayoría de los bolsillos. Esto lo digo porque mucha gente me habla de productos que solo se venden en tiendas online especializadas o en herbolarios, algunos los he probado y están bien y buenos, pero todo el mundo se puede gastar 2-3€ en un litro de leche ecológica de avena (por ejemplo), por lo que no es precisamente lo que quiero enseñaros en este artículo.

Aquí van nuestras selecciones de hoy:

No nos patrocina ni colaboramos con ninguna marca que verás a continuación. Es parte de nuestro carro de la compra REAL

IMG_2343

Queso fresco batido sabor vainilla, también lo hay de sabor arándanos. No es la mejor opción dentro de los quesos batidos, ya que hay algunos sin azúcar y con edulcorante (este tiene azúcar), pero lo tenemos para algún desayuno desayuno, combinado con fruta fresca y frutos secos. No soy muy partidaria de tomar los que tienen edulcorante ya que noto mucho su artificial sabor.

IMG_2344

Nunca falta en casa. El porcentaje indica el grado de pureza (cacao) que tiene el chocolate. Claramente su sabor es agrio, pero llegar a este punto es un proceso. Si te gusta el chocolate no te deshaces del chocolate de toda la vida de un día para otro. Simplemente selecciona los de 50% o los sin azúcar y ve subiendo los porcentajes poco a poco. A partir de 85% tienes un postre que permitirte de vez en cuando. Para mi es un placer los sábados por la tarde después de comer y justo antes de la siesta.

IMG_2345

Otra perdición nuestra. La encuentro en la zona de comida internacional de los supermercado y me gusta porque es la más pura que he encontrado y sin grasas trans. Obviamente si haces la crema de cacahuete en casa, mejor que mejor, pero para quienes carecemos de mucho tiempo para la cocina esta opción viene de lujo. La consumo en mis recetas fitness, a cucharada o la unto con trozos de fruta como manzana. De la misma marca también se vende la versión “Crunch” con trozos de cacahuete.

IMG_2346

En una cocina fitness no puede faltar la clara de huevo como indiscutible fuente de proteínas. Hubo un tiempo en el que de tanto comerla y añadirla a mis recetas fit le cogí manía. Ahora la consumo en casa una vez a la semana en tortitas para desayunar, mug de chocolate o para una tortilla con una yema.

IMG_2347

El tema del pan es muy controvertido. Hay opiniones para todos los gustos, al igual que opciones. Lo ideal sería que los días que comamos pan optemos por la opción integral, pero sorprende que no siempre haya pan del día integral y cuando pone “integral” el porcentaje de harina integral utilizado es bajo. Lo mismo ocurre con el pan de molde y bueno, finalmente hemos escogido esta opción porque es verdad que las calorías son más bajas que el pan de molde clásico. También porque nos gusta mucho con hamburguesas de pollo, en vez de escoger el típico pan de hamburguesa.

IMG_2348

IMG_2350

Ha sido uno de nuestros últimos descubrimientos para las mañanas del fin de semana. Siempre he sido adicta a los cereales y fue una de las cosas que más me costó apartar de mi vida cuando decidí reducir al máximo mi consumo de azúcar diario. Dentro de las opciones de cereales, sin lugar a duda es la mejor, tiene un alto valor proteico y si no eres muy amante del chocolate como una servidora, la versión sin azúcar está mucho mejor.

IMG_2349

La avena es igual que las claras de huevo, no puede faltar en tu carro de la compra. Hay mucha gente a la que no le gusta nada su insípido sabor y lo fácil que se nos atraganta con el yogurt. Yo soy muy de calentar la leche y con unas cucharadas de avena y fruta fresca cortada y frutos secos compongo un desayuno muy rico e ideal para después de correr en ayunas. Si eres de los que pasa mucha hambre por las mañanas y no puedes estar comiendo cada 2 horas, desayunar avena es tu salvación ¡créeme!

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Infinity Xtreme 2017

Me contaron que era una de las carreras de obstáculos más duras de Tenerife y no podía dejar pasar la ocasión, aunque semanas antes del evento me sintiera así.

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.