Sobre el boicot que nos hacemos las mujeres

Lo que te voy a contar es una situación que podría aplicarse perfectamente fuera del ámbito del fitness y del deporte en general, sin embargo, por desgracia, en éste es donde con frecuencia se materializa más.

En una conversación entre compañeras de trabajo, una le pregunta a la otra:

—Eh, ¿te vienes después de trabajar a por unas cañas y tapas? Será algo rápido porque Ana tendrá que recoger a sus hijos de fútbol y yo tengo que recoger a la mía de casa de mis padres.

—Pues la verdad es que hoy no puedo, ¡lo siento! Estoy a unas semanas de mi debut en la maratón y tengo que entrenar…

—Ah. Bueno, vale. [Voz mental: claro, ella puede estar muy ocupada dedicándose a sus carreritas… no tiene cargas, ¡pero para colmo va a su bola!]

La conversación me la he inventado. No sé si me ha pasado a mí porque, por el momento, no leo mentes, aunque sí he sentido cómo había decepcionado a alguien cuando he preferido irme a entrenar que salir de fiesta o tomarme algo después de trabajar.

Y a pesar de que la conversación es inventada, la voz mental contiene palabras que se materializan a menudo, que me dicen a mí de otras mujeres, y entonces siempre me digo lo mismo: Si habla así de ella, ¿qué dirá de mí?

Esto que parece muy típico en la gran parte de los entornos laborales, se comprueba rápidamente cuando una mujer empieza a hacer deporte, o pone en primer lugar esa afición, esa hora al día para una misma, por encima de casi todo lo demás.

—Claro, ella que puede… .—apostillan muchas cuando esa persona en cuestión ya no está presenta.

Entonces, las que podemos ¿Tendremos que sentirnos culpables por ello? Si es que no, ¿por qué, entonces, nos hacemos ese boicot entre nosotras? ¿Acaso no podemos todas?

mujeres en el deporte

A menudo me preguntaba por qué eso no pasaba entre hombres. Me imagino que pasarán otras cosas, pero eso no. Será porque el mundo se ha dado como se da y los roles aún no están bien repartidos. Que un hombre “vaya a su bola” es normal, que un hombre diga, entre risas, lo que piensa de su compañero estando éste presente, también lo es.

A medida que creces como mujer, vas conociendo personas y abriéndote paso en el mundo laboral, conoces más gente en el deporte que practicas y fuera de él, y yo me doy dando cuenta que nosotras, entre nosotras, somos las peores jueces.

Casi como un objetivo a derribar, por no recurrir a la metáfora de que somos nuestras peores enemigas porque me retuerce la cara se solo pensarlo. Y lo peor de todo es que lo tenemos asumido que poner la zancadilla con estos comentarios y juicios es “algo normal”; es “envidia”, la palabra que usamos cuando alguien que ha pasado por estas situaciones nos lo cuenta.

¿Envidia de qué? ¿De tener el privilegio de ponerme un dorsal cuando hasta 1967 no se podía? ¿Envidia de que hoy puedo pisar un gimnasio sin que todas las miradas se claven en mí por ser la única mujer en la sala? ¿Envidia de concederme tiempo y quererme?

Hace unos días, el grupo liderado por Cristina Mitre, “Mujeres que corren” y el club montado por Laura Baena, “Malas madres” lanzaron un anuncio que refleja esto de forma bastante certera: “Cambiemos la conversación”, es un must verlo:

Yo digo no solo que cambiemos la conversación en este aspecto, sino que nos paremos a reflexionar cada vez que emitimos un juicio hacia alguien, ¿por qué lo hacemos? ¿qué estamos diciendo de nosotras mismas al decir eso?

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Infinity Xtreme 2017

Me contaron que era una de las carreras de obstáculos más duras de Tenerife y no podía dejar pasar la ocasión, aunque semanas antes del evento me sintiera así.

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.