Barritas caseras de arándanos

Hacer barritas en casa no solo puede suponer un buen ahorro a final de la semana, sino que también te permite la posibilidad de ir variando sabores, como estas con arándanos naturales.

Después del triunfo que tuvieron las barritas caseras con unos equilibradísimos macronutrientes, toca hacer una nueva receta para empezar la temporada con buen pie y bien organizados. Digo esto porque me encanta hacer barritas los fines de semana para tener merienda de media mañana el resto de la semana siguiente, de esta manera, no tengo que recurrir siempre a la simplicidad de los frutos secos con fruta, ni a las barritas de paquete que suelen ser bastante caras y algunas con más azúcar de lo esperado.

Ingredientes de las barritas caseras de arándanos

  • 160 gramos de crema de cacahuete (puede ser casera o de la marca que explico más abajo)
  • 60 gramos de copos de avena
  • 125 ml de leche de vaca desnatada
  • 2 scoop de proteína (sabor chocolate)
  • arándanos frescos (1 puñado o al gusto)

Debido al tiempo que conlleva pelar cacahuetes, suelo comprar la crema de cacahuete hecha y la encuentro en la zona de comida internacional de Carrefour. Es la mejor que he encontrado en macronutrientes, ya que la mayoría contiene una considerable cantidad de grasas trans. Lo hay con trozos (el de la etiqueta roja) y sin trozos (etiqueta azul), pero ambos están ríquisimos.

 

Una foto publicada por Sarah Santiago (@sarahyuufit) el

 

Modo de elaboración

  • En un bol mezcla todos los ingredientes menos los arándanos. Remueve bien y se te quedará una masa bastante consistente.

barritas caseras

  • A continuación, corta 1 puñado (o la cantidad que quieras) de arándanos en 4 partes, cuanto más pequeñas mejor. Al hacer esta receta, uso unos arándanos congelados, ya que los suelo comer así con yogurt y conservarlos mucho tiempo habiendo sido comprado frescos. Posiblemente también sea más fácil cortarlos congelados que frescos. Cuando lo tengas todo cortado, mezcla los arándanos con el resto de alimentos y remueve bien.


barritas caseras fitness

  • Ahora prepara un recipiente para verter la masa. En mi caso he utilizado uno rectangular para poder cortar las barritas a lo largo una vez este hecha. Como no es de silicona, lo empapo de aceite (si es de coco, mejor), lo espolvoreo con coco rayado y almendra laminada por cada uno de los lados.


barritas caseras saludables

  • Ahora precalienta el horno a 180 grados y prepárate para la parte un poco más mañosa: como la masa es muy empalagosa y pesada, tendrás que usar una cuchara para coger una buena cantidad del recipiente y echarla al molde. Verás que no coge la forma de éste, así que deberás ir dando golpes al molde para que la masa se vaya esparciendo. Una vez la tengas repartida de manera uniforme, no olvides espolvorear con coco y almendra laminada.

barritas caseras sanas

  • Deja que se cocine en el horno durante 20 minutos a fuego lento, pero antes de sacarlo, asegúrate de que está hecho y duro pinchándolo con un palillo de dientes, si no quedan restos ya es la hora. Antes de ponerte a cortar, deja que enfríe bien para que no se deshaga. ¡Y voilá!

barritas caseras proteicas

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Infinity Xtreme 2017

Me contaron que era una de las carreras de obstáculos más duras de Tenerife y no podía dejar pasar la ocasión, aunque semanas antes del evento me sintiera así.

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.

No es la dieta perfecta, pero sí la mejor

¿Qué come una persona que no se obsesiona con la dieta? ¿Cómo aprender de nutrición para no sentir confusión sobre qué comer? Lo siguiente resume lo que es para mí la mejor alimentación que he encontrado en los últimos años.