Actitud para afrontar la media maratón

Esta semana me enfrento a los 21.095 metros que componen la media maratón de Málaga en la que participaré. Como diría antes de un examen: todo lo que está hecho, hecho queda.

Mucho he aprendido desde que compré mi dorsal para la media maratón la noche del 31 de diciembre de 2015. Fue un acto bastante impulsivo, era como decir: ¿Quién quiere propósitos escritos en cualquier papel cuando puedo ir un poco más allá? Ahí que fueron mis 17€ de inscripción.

Como todo aquella persona que no se dedica al mundo del deporte y tampoco le ha tocado la primitiva para dejar de trabajar, lo más complicado en estos meses era compatibilizar entrenamientos con trabajo. Y lo cierto es que al trabajar en casa no debería quejarme mucho de esto, pero debo reconocer (al menos a mí misma) que han habido días en los que se me ha olvidado comer, así que imagínate entrenar…

Saber que tu cuerpo es más sabio que cualquier frase de Instagram es fundamental
Otra cosa de la que aprendido es algo pensé que ya había aprendido y no. Se trata de escuchar al cuerpo. Es algo que siempre digo a cualquier persona que empieza a entrenar con mucha ilusión y se mete dos sesiones diarias de entrenamiento durante seis días a la semana. El principio de progresión, el no dejarse llevar por la sobremotivación y el saber que tu cuerpo es más sabio que cualquier frase de Instagram es fundamental para llegar entera al día esperado.

Mi pecado ha sido tratar de compatibilizar los 3 días de entrenamientos de crossfit con 4 días de correr.

Y lo hacía más que nada porque el crossfit era ese momento que esperaba para desconectar de mi mente con personas, cosa que suena raro hasta que te planteas trabajar desde casa y ves que esos instantes se convierten en necesidad diaria.

Por eso el último mes antes de la media decidí no ir a crossfit, dar un respiro a mi cuerpo (que estaba a punto de lesionarme del hombro derecho) y centrarme en lo que me había propuesto: correr.

actitud media maraton

Dicen que si has aprendido algo, ya merece la pena

En todo ese tiempo aprendí que tengo un cuerpo muy fuerte, muy capaz de aguantar lo que le eche: una cuesta empinada a máxima potencia, unas sentadillas al 80% de mi RM, un 16.1 o un 16.2… y todo pudiendo hacer después una de las cosas que siempre me ha costado: correr.

Aprendí que mi debilidad es mi cabeza. Que por eso extrañamente admiro a personas que son capaces de tirarse horas, e incluso días, moviendo las piernas. Sin nada más que hacer. Me di cuenta que esa admiración nació precisamente porque no cuestionaban que podían hacerlo y eso me sigue resultando extraordinario.

La mente es la que lleva en volandas el cuerpo y no el cuerpo a la mente
En todo este tiempo no solo he estado preparando mis músculos para enfrentarme a la media distancia. Por un lado he leído mucho de lo que se ha escrito sobre correr. Y es tanto que podría estar toda la vida así, por lo que tampoco me extraña que haya tanta gente que se enganche a dar golpes con las zapatillas.

Por otro lado, también me he sentado a escuchar a personas que corren mucho. Y he caído en cuál es el “secreto” para salir victoriosos de cualquier prueba. De romper con las expectativas, con las suyas propias y de las que los rodean.

Se trata de una cuestión de actitud. De tener seguridad en cada zancada que se da. El que la mente es la que lleva en volandas el cuerpo y no el cuerpo a la mente.

Una actitud que marca tu ritmo y tu tranquilidad. Saber que, irrefutablemente, puedes.

actitud media maraton

La verdadera satisfacción no es un número ni se puede tocar

De forma inevitable tengo ganas de comparar hacer una media maratón con presentarse a un examen importante. Puede que para ti no tenga sentido dicha comparación, pero puede que coincidas conmigo en que hay aspectos similares como los nervios.

No fue hasta los dos últimos años de carrera que dejé de ponerme nerviosa ante un examen. Esa “cosa” en el estómago que te quita el sueño vivía dentro de mí porque me jugaba mucho ante el papel: becas y poder seguir estudiando.

Tengo la suerte de que me he apuntado a la media maratón con el único objetivo de “obligarme” a salir de mi zona de confort
Un día, como quien se revela ante el sistema, decidí que no tenía que demostrar nada a nadie. Cosa que era mentira por la beca, pero sorprendemente eso me llevó a que las siguientes veces seguía aprobando con nota sin pasarlo mal.

Nos ponemos nerviosos cuando creemos que vamos a fallar, que no vamos a dar la talla, no vamos a ser suficientes, pensando en que alguien se va a reír de nosotros por tener los resultados que a uno mismo le satisfacen. No va a ser mi caso cuando me ponga los imperdibles.

Tengo claro que no soy una crack corriendo. Me queda muchos, muchos, muchísimos kilómetros para llegar a eso (si es que llego) y aún así, sé que habrá gente mejor que yo.

Para esta primera vez no tengo un objetivo de tiempo, sino de encontrar sensaciones que estoy segura de que no he sentido en mis entrenamientos. De ver cómo responde mi cuerpo ante una prueba seria como esta.

Quiero vivir una microhistoria para mí, para mi familia y amigos de cómo fue ese domingo 10 de abril de 2016 en el que hice mi primera media maratón. Algo que será solo mío y nadie podrá quitármelo, porque de eso va crear experiencias, ¿no?

Tengo la suerte de que me he apuntado a la media maratón con el único objetivo de “obligarme” a salir de mi zona de confort que es el fitness puro de fuerza, hierros y repeticiones. Y la verdad es que con lo que ya he obtenido me siento más que orgullosa de mi misma.

¿Actitud? La de saber que la acabaré y no me avergüenzo en decir que eso es suficiente para mí.

actitud media maraton

Sarah Santiago

Periodista y deportista. Entrenar para mí es una necesidad anímica y física. Disfrutar haciendo cualquier deporte es el resultado por el cual muchos se sorprenden de mi pasión por él.

Comentarios

También te interesa

Cómo perder peso, otra vez

La respuesta a una de las preguntas más buscadas en Google la encontrarás en las siguientes líneas. Un secreto que he querido compartir contigo y creo que es el mejor momento para desvelarlo.

Infinity Xtreme 2017

Me contaron que era una de las carreras de obstáculos más duras de Tenerife y no podía dejar pasar la ocasión, aunque semanas antes del evento me sintiera así.

Cochinero Challenge 2017

Crónica de la 2º edición de la Cochinero Challenge, una de las carreras de obstáculos más divertidas en las que he estado, y encima, debutando en casa.

Desayunos saludables de 2017

¿Qué desayunar cuando te propones eliminar los cereales o las galletas con Cola Cao de tu dieta? Te enseño los desayunos saludables y créeme, si los pruebas no echarás nada de menos

Media Maratón Las Galletas 2016

Una experiencia y una crónica que tenía que llegar. Es una realidad que el corredor popular afronta tarde o temprano: no todas las carreras se terminan con las ganas de sacarte una foto tras cruzar la meta

Aún no lo sabes, pero tienes una vida sedentaria

Es probable que mientras lees esto estés sentado al igual que yo. La idea no es que salgas ahora a correr, sino que hagas los mismos cálculos que hago en este post y te plantees si llevas una vida sedentaria, a pesar de hacer deporte.